Close

2 julio, 2018

Juego o Agresion

Puede ser difícil diferenciar entre mordiscos agresivos y no agresivos de los perros. Algunos perros utilizan su hocico por miedo o frustración, lo que puede indicar un problema de agresión. En la mayoría de casos, los perros juguetones tienen el cuerpo y la cara relajados. Durante el juego, el hocico de su perro puede tener un aspecto arrugado, pero los músculos de la cara no deben estar tensos. Los mordiscos de juego generalmente no son dolorosos. Sin embargo, un perro agresivo a menudo tiene el cuerpo rígido, el hocico arrugado, y los dientes expuestos. Las mordeduras agresivas son por lo general más rápidas y más dolorosas que los mordiscos de juego.

Factores de Riesgo

Usted es finalmente responsable de la conducta de su perro. Si usted está decidiendo si desea conservar y tratar a su perro agresivo, tenga en cuenta los siguientes factores:

Tamaño: Los perros grandes son más temibles y pueden infligir más daño que los perros pequeños.

Edad: Se cree que los perros jóvenes que son agresivos son más fáciles de tratar que los perros viejos.

Historia de mordeduras: Los perros que ya han mordido son un riesgo establecido y una responsabilidad por los posibles daños a terceros.

Gravedad: Los perros agresivos que no muerden son significativamente más seguros de tener que los perros que muerden.

Previsibilidad: los perros que dan poca o ninguna advertencia antes de que muerdan tienen mayores probabilidades de ser sacrificados por agresión. Los perros que alertan antes de morder dan tiempo a la gente y otros animales para evitar ser heridos.

Objetivos: La capacidad de controlar y tratar la agresión de su perro pueden ser afectadas por la frecuencia con que su perro es expuesto a los objetivos de sus agresiones. Por ejemplo, un perro que es agresivo con extraños puede ser fácil de controlar si usted vive en una zona rural y tiene un jardín cercado. Un perro que es agresivo con los niños puede ser más fácil de controlar si solo en raras ocasiones tiene niños alrededor.

Los desencadenantes: ¿Son los factores desencadenantes de la agresión de su perro fáciles o imposibles de evitar? Por ejemplo, si su perro es agresivo, sólo mientras come, la solución es fácil: manténgase alejado de su perro mientras él o ella está comiendo.

El estado reproductivo: La esterilización o castración pueden ayudar con varias formas de agresión.

Motivación: ¿Qué tan fácil es motivar a su perro durante el entrenamiento? La manera más segura y efectiva de tratar la agresión es el uso de modificación de comportamiento bajo la supervision de un profesional calificado. Modificación del comportamiento de un perro implica recompensas por buen comportamiento, por lo que el éxito es más probable si su perro disfruta de elogios, golosinas y juguetes. Los perros que no están muy motivados por estos premios puede ser más difíciles de entrenar, y la probabilidad de mejoría es menor.