Close

23 junio, 2018

Agresividad en perros

Los problemas de comportamiento más comunes y graves de los perros están relacionados con la agresión. La agresividad canina incluye cualquier comportamiento asociado a una amenaza o un ataque (por ejemplo, gruñir, morder). Los perros agresivos suelen mostrar una parte de la siguiente secuencia de comportamientos cada vez más intensos:

  • Quedarse quieto y rígido
  • Ladridos amenazantes
  • Lanzarse o atacar a alguien sin hacer contacto
  • Mordisquear una persona o animal para moverlo o controlarlo
  • Golpear con el hocico – el perro golpea con su nariz
  • Gruñidos
  • Mostrar los dientes
  • Gruñir – una combinación de gruñidos y mostrar los dientes
  • Chasquear la boca
  • Morder rápidamente sin dejar marca
  • Morder de forma rápida desgarrando la piel
  • Morder, dando lugar a un hematoma
  • Morder, resultando en heridas punzantes
  • Mordeduras rápidas y repetidas
  • Morder y sacudir

Los perros no siempre siguen la secuencia anterior, y a menudo muestran varias de las conductas al mismo tiempo. Los propietarios a menudo no reconocen los signos de advertencia antes de que su perro muerda, por lo que ellos piensan que su perro se ha vuelto repentinamente agresivo sin razón aparente. Sin embargo, los perros rara vez muerden sin previo aviso.
Si su perro se ha vuelto agresivo, es crucial que lo lleve a su veterinario a fin de descartar problemas médicos antes de hacer cualquier otra cosa. Algunos perros son agresivos debido a una condición médica (por ejemplo, cualquier tipo de dolor, un problema ortopédico [hueso o articulación], una anormalidad de la glándula tiroides, disfunción de la glándula suprarrenal, disfunción cognitiva [del cerebro], un trastorno de convulsiones, pérdida o disminución de los sentidos tales como la visión o audición). Los perros geriátricos que se sienten confundidos o inseguros pueden llegar a ser agresivos. Además, ciertos medicamentos pueden alterar el estado de ánimo de su perro, lo que puede causar que su perro se vuelva agresivo.

Si su veterinario ha descartado una causa médica para la agresión de su perro, piense en las situaciones que alteran su perro. ¿Quién o qué era el objeto de la agresión de su perro? ¿Cuándo y dónde ocurrió? ¿Qué otra cosa estaba ocurriendo en ese momento? ¿Que acaba de suceder o que iba a suceder a su perro? ¿Que parece detener la agresión de su perro? Las respuestas a estas preguntas pueden aclarar las circunstancias que desencadenan la agresión de su perro y pueden ayudarle a usted y a su veterinario o entrenador canino a entender las razones del comportamiento de su perro.

El tratamiento de la agresión canina suele ser complejo y puede ser peligroso, por lo que un plan de tratamiento debe ser diseñado y supervisado por un especialista en comportamiento. En BRUSAN Adiestramiento Canino podemos ayudarte a mejorar esta conducta de tu perro

Ayudando a que su perro evite situaciones que lo vuelven agresivo pueden reducir el riesgo de que su perro muerda a alguien. El castigo físico, incluyendo el uso de collares de púas y collares de descargas eléctricas, puede empeorar la agresión de un perro. Por lo tanto, el castigo de la agresión no es recomendable